fbpx
MENU
U

Una boda en jardín de barretaguren es siempre una boda llena de detalles y un encanto especial

Después de una noche con los típicos nervios del día anterior a una boda, llegó su día, el día de Vero y Karlos, una pareja estupenda que se iba casar e iba a celebrar su Boda en Jardín de Barretaguren.

Una vez llegué a la finca, pude ver la chulísima decoración que estaba preparada para su boda.

Los detalles de la finca

Una entrada llena de bambú te abraza cuando entras por la puerta y se abre el camino hacia un espacio abierto muy espacioso y natural, lleno de vegetación, grandes jardines, arboles y una piscina en medio. Por la fachada de la casa trepan buganvillas y dejan una imagen preciosa de toda la finca. Esta es la imagen que me hago en mi cabeza para recordar la Boda en Jardín de Barretaguren.

Una vez entré en la casa, allí me recibió Vero, nerviosa como casi todas las novias el día de su boda, y me presento a Karlos, que también estaba por allí, tal como habían quedado.

Un first look con muchas risas y emoción

Sería una boda con first look, me encantan los first looks, ya que nos dan tiempo a que podamos hacer fotos tranquilamente y ellos puedan disfrutar uno del otro antes de que lleguen todos lo invitados y a su vez poder prestarles atención sin ocupar el tiempo del aperitivo.

Una vez se prepararon, hicimos una pocas fotos de familia y nos fuimos a recorrer la finca y empezar con los clics del first look. 

Nos lo pasamos muy bien y creo que pudimos guardar unos cuantos recuerdos de la estupenda Boda en Jardín de Barretaguren.

¡ Llegaban los invitados ! La gente empezó a entrar y a ver la finca y todos sus alrededores y se fueron sentando para dar paso a la celebración.

Una familia con un encanto especial

Fue una celebración con momentos emotivos, incluido una breve y cariñosísima lectura de la hija de Karlos, que les dedico una preciosas palabras, palabras que hicieron que tanto Vero como sobre todo Karlos se emocionaran y rompiesen a llorar. ¡ Casi lloro yo también ! Jo que bonito ! 

Terminó la ceremonia con un aurresku que dio paso a el rato del cocktail, momento para disfrutar con los familiares y amigos, y acto seguido todos entraron a la preciosa carpa que había puesta, una carpa que a su vez estaba decorada con el máximo detalle por Gonzalo Balma, que hizo un trabajo fabuloso para poder disfrutar de una gran Boda en Jardín de Barretaguren. 

La verdad que pasamos un día magnífico y todo terminó como tenía que terminar, con un fantástico y apasionado beso de Vero y Karlos. 

Comments

La decoracion del seating plan tambien esta tomando cada vez mas importancia y en Jardin de Barretaguren hemos visto desde seatings mas clasicos hasta otros tematizados en funcion de los gustos de las parejas o de la estacion del ano en la que se celebra el enlace. Algo dulce para terminar el banquete es un elemento que, en nuestra cultura, no puede faltar. En Jardin de Barretagure n hemos podido comprobar que hay tradiciones que siguen en pie y que, mas o menos actualizadas, son uno de los momentos mas esperados de toda boda .

AÑADE UN COMENTARIO

CLOSE MENU